Miércoles, 14 de noviembre de 2018
Última actualización: Miércoles, 3 de agosto de 2016 14:03
Jueves, 29 de octubre de 2015

Más famosos con entradas prohibidas en casinos

Guardar en Mis Noticias. Enviar por email

Si hace algunas semanas hablábamos de cómo gente como Paris Hilton, Ben Affleck, el ex jugador de la NBA Allen Iverson, o la sensación adolescente de One Direction, tenían su entrada prohibida de algunos casinos, hoy es el turno de otras estrellas que están en la misma lista. ¿Tienes curiosidad?

[Img #2683]El ranking de famosos que tienen vetada su entrada en casinos, u hoteles con salas de juegos es extensa. Ya sea, por ser menores de la edad límite, como el caso de One Direction, o porque se hayan saltado ciertas normas de educación, lo cierto es que hoy tenemos nueva entrega de celebrities no bien recibidas en casinos.

Hoy analizamos la figura de un rapero del que desconocemos el porqué, pero que lo que está claro es que no podrá volver a pisar el suelo del casino Wynn en las Vegas. No es otro que Lil’ Wayne, el rapero de Nueva Orleans es respetado por su música y por su relación con el Rap y el R&B. No obstante, sus numerosas salidas de tono, con incursión del alcohol en su vida e incluso la estancia durante ocho meses en la cárcel por posesión ilícita de armas, le han hecho estar en el ojo del huracán por cuestiones fuera de lo profesional.

Con semejantes antecedentes no nos imaginamos qué pudo pasar en el casino Wynn, lo que está claro es que su nombre y su foto quedó registrada en la lista negra, cuestión por la que no podrá acceder de por vida a este casino de Las Vegas.

Otro personaje que ha sabido sacarle partido a la música, y al que se le niega la entrada en algún casino es Vince Neil. El cantante del grupo de heavy y glam metal Mötley Crüe salió escaldado de su estancia en el Palms Hotel de Las Vegas, y por consiguiente puede olvidarse de entrar en la sala de juegos. Lo ocurrido es una incógnita también, pero parece ser que el cantante tuvo discusiones con el personal del restaurante y les amenazó con dar mala publicidad del sitio, algo que no gustó y por lo que se le invitó a marcharse.