Martes, 6 de octubre de 2015

Tres deportistas aficionados a los juego de casino

Guardar en Mis Noticias. Enviar por email

Dinero, fama y competitividad suelen ser tres adjetivos que bien pueden definir a muchos deportistas exitosos en diferentes deportes. Tres características que acercan bastante a los atletas al mundo del juego, por ello no es extraño encontrar que muchas estrellas del deporte también sean aficionados a cualquier juego de casino.

[Img #2666]A continuación os presentamos a tres conocidos deportistas que también han tenido una faceta conocida como jugadores de casino. Dos de ellos no han tenido tanta suerte en el juego como en su deporte, aunque el otro ha demostrado que es habilidoso en ambas facetas.

El primero es Michael Jordan, el mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos, que precisamente se destaca también por ser una persona que disfruta con las apuestas. Como anécdota, el día de antes de jugar un partido de playoffs en New York se pasó toda la noche jugando en un casino de Atlantic City. También se sabe que le gusta apostar sobre sus partidos de golf, deporte al que es asiduo.

Jordan ha admitido perder 165.000 dólares en casinos solo durante 1993 y la estimación de sus pérdidas relacionadas con el juego asciende a los tres millones de dólares durante toda su carrera. El empresario Richard Esquinas afirmó una vez que él y Jordan apostaron 1,25 millones de dólares en un partido de golf.

El siguiente es Wayne Rooney, delantero del Manchester United y de la Selección Inglesa del que se dice que es un apostador insaciable. El problema es que además de encantarle apostar, resulta que es bastante malo en ello y ha dilapidado grandes cantidades de crédito en casinos, casas de apuestas, etcétera. En 2008 gastó 65.000 libras en solo dos horas en el casino de Manchester.

La causa de su mal juego es evidente para quien le ha visto apostar. Fuentes anónimas de dicho casino afirmaron que Rooney apuesta más por bravura que por cerebro y no parece tener idea de cuando parar o cuando seguir pidiendo carta. Aunque claro, con el dinero que gana no parece que vaya a tener problemas financieros a causa de su mala habilidad como jugador.

El último es el único de los tres que parece haber desarrollado una habilidad pareja en deporte y juegos de casino. Es el tenista Rafa Nadal, que pese al mal año que está atravesando no deja de ser uno de los mejores tenistas de todos los tiempos y con toda seguridad el mejor tenista español de la historia. Y al contrario que los dos antes mencionados parece que el de Manacor es habilidoso jugando, para ello se centra en un solo juego: el póker.

El top10 del mundo fue en 2012 portavoz o imagen de PokerStars, llegando a ganar 100.000 euros en un torneo de caridad patrocinado por la marca. Recibió alabanzas del conocido Daniel Negreanu, que dijo de su juego que era muy sólido y sin fallos. Si quieres comenzar a entrenar tus habilidades la mejor manera es hacerlo online a través del siguiente banner.

William Hill ES Español