Lunes, 13 de julio de 2015

Tres películas con trampas en el blackjack

Guardar en Mis Noticias. Enviar por email

Hay multitud de películas sobre apuestas y juegos de casino, y también muchas de ellas muestran escenas donde hay personas que intentan hacer trampas para sacar beneficio de la banca. Aquí van tres de las mejores películas con este tipo de situaciones en el blackjack.

[Img #2587]En primer lugar, el que seguramente sea uno de los mejores largometrajes sobre la época dorada de los casinos en Las Vegas y para muchos probablemente uno de los mejores de la década de los noventa, la película de Martin Scorsese “Casino”. De 1995, este clásico del cine de mafiosos protagonizado por Robert De Niro, Joe Pesci y Sharon Stone no se basa únicamente en el blackjack pero sí que tiene una escena memorable con el popular juego de cartas como protagonista. 

En dicha secuencia, el personaje de Joe Pesci, Nicky Santoro, un matón de la mafia, compañero y amigo del protagonista principal interpretado por Robert De Niro, descubre a unos tramposos en uno de sus casinos. Estos tahúres están usando una técnica que consiste en que uno se sitúa detrás del dealer y observa sus cartas para luego pasarle la información a su compañero que está en la mesa jugando. Santoro ofrece a uno de los fuleros dos opciones: irse con las manos vacías o irse con el dinero pero con las manos aplastadas con un martillo, ¿si queréis saber cómo acaba la escena no dudéis en ver esta gran película?

En segundo lugar, otro de los grandes clásicos del cine de los últimos 30 años, “Rain Man”. Protagonizada por Tom Cruise y Dustin Hoffman en ella el personaje de Cruise, Charlie Babbit, se encuentra repentinamente a cargo de su hermanastro Raymond, un genio autista interpretado por Hoffman. Raymond no se maneja bien en las situaciones sociales pero tiene una memoria fuera de lo normal.

Por ello, cuando Charlie se percata de la habilidad de su hermanastro en el conteo de cartas probándolo con una baraja deciden viajar a Las Vegas a jugar en las mesas de blackjack. Allí vencen a la banca pese a que en el casino usaban mazos de seis barajas. Y son amablemente invitados por los gerentes a abandonar el lugar. Curiosamente el dealer de esta película es el mismo que aparecería ocho años más tarde en “Casino”.

Y por último, en tercer lugar, una película más reciente y con menos calidad que las anteriores, “21 Black Jack”. En ella, seis estudiantes del MIT dirigidos por su profesor, interpretado por Kevin Spacey, logran ganar mucho dinero en Las Vegas a costa de las probabilidades del juego de cartas. Usan un sistema de conteo y probabilidad para saber que mesa está más “caliente” para jugar en ella. Y como en las dos películas, finalmente son atrapados por los casinos y ahí es cuando las cosas se ponen feas.