Jueves, 19 de junio de 2014

¿Por qué este fracaso tan estrepitoso de España?

Guardar en Mis Noticias. Enviar por email
Guillermo Borao (@gborao) / Mundial 2014 Apuestas

Hoy hay millones de aficionados al fútbol que se han sacado el título de seleccionador nacional y explican cuáles han sido los males que han conducido a España al fracaso. Me incluyo.

Siempre he sido fan de Del Bosque, pero no se puede mantener un bloque seis años seguidos. Tampoco es lógico jugar con 4 o 5 jugadores de un equipo como el FC Barcelona que ha demostrado que este año no quería ganar la liga ni en su casa, que no tenía nada de ambición. No se puede utilizar como eje a un tío que se va en dos semanas a Qatar porque sabe que está acabado, llevar al banquillo a otro que se marcha a la liga estadounidense y sacar de nuevo a un delantero centro que por mucho que se haya decantado por España, acusa una lesión de campeonato. Koke, Isco, Carvajal, Deulofeu no eran futuro sino presente. Xabi Alonso, Xavi, Torres, Villa, Casillas fueron campeones del mundo y así se debieron quedar.

Y eso que Torres estaba mejor que Costa, pero imagino que elegir a España y no a Brasil implicaba algún seguro de titularidad en el caso de que se encontrara en condiciones (de calzarse las botas por lo que parece).

Pero es que este Mundial ha sido un error de planificación, lista de convocados, primas y sobrinos de corazón. En primer lugar, los partidos preparatorios han sido de chiste. Una selección que aspira a ganar el Mundial no puede mirar la forma de llenarse los bolsillos antes que aclimatar a sus jugadores. Y sí, una horita encerrados para negociar “la voluntad” por volver a levantar la Copa del Mundo mola, más aún cuando se paga una cifra histórica a cada jugador y muy por encima de la del resto de selecciones, pero para llegar a la final antes hay que apretar el culo y pelear como gladiadores.


[Img #2330]



Y ni Casillas, ni Piqué, ni Xabi Alonso, ni Xavi, NI INIESTA, ni Jordi Alba, ni Diego Costa, ni muchos otros estaban por la labor de dejarse la piel. Motivación, falta de ritmo por lesión o edad, cada uno con lo suyo, pero por el amor de Dios, que es que basta con ponerse un partido de la jornada 37 y ver el estado de cada uno.

Pieza por pieza, Casillas venía con un exceso de confianza brutal por no tener la competencia de Valdés. Jordi Alba se había dejado las llaves de la moto en Barcelona y venía en bicicleta, cosa que lo sabían hasta los chinos. Piqué ha hecho una campaña desastrosa, igual que su amigo Busquets y ya ni qué decir de Pedro, que por culpa del Tata Martino no ha controlado un balón con sentido ni dado un pase al pie por la falta de minutos. Mucha revolución, poca eficacia. Lo de Xavi es ya para analizarlo aparte. ¿De verdad que alguien se sorprendía cuando lo cambiaban el primero en el Barcelona? Xavi no tiene ni la calidad de Pirlo, ni su clase ni su físico con esta edad. Xavi ha sido un jugador grandioso por saber antes que nadie qué hacer con pelota, sin pelota y pronosticar el resultado del partido en función de cómo le había salido la amortiguación orientada. Lo que ocurre es que cuando la cabeza manda y las piernas no responden obligas a tus compañeros a ir a remolque. Y vamos a dejarlo porque si no es un auténtico asedio.

La cuestión es que el físico de España era una vergüenza, factor mucho más determinante que la también posible falta de motivación. Me pareció un pecado no llevar a Carvajal, no poner once “kokes” o una sobrada meter a Villa cuando Deulofeu o Isco TIENEN MÁS GOL INCLUSO SI ES LO QUE SE BUSCABA. El fútbol tiene una edad y los nombres se acotan entre dos épocas, principio y final. La conclusión es sencilla: este Mundial ha tirado la espera de millones de aficionados para rendir tributo a una generación INIGUALABLE y obtener pasta de debajo de las piedras a costa del recuerdo y la imagen. ¿Dónde estaba aquel cambio progresivo de jugadores y la sabiduría del Marqués para sustituir siempre al hombre exacto?