Miércoles, 20 de septiembre de 2017
Última actualización: Miércoles, 3 de agosto de 2016 14:03
Miércoles, 29 de junio de 2016

¿Quién es Eleanor Dumont?

Guardar en Mis Noticias. Enviar por email

Hablamos de una de las grandes profesionales del blackjack de la historia, una jugadora cuya leyenda está envuelta en un gran número de misterios. ¿Quieres saber más?

[Img #2806]Remontémonos a 1854, la monótona vida de Nevada City, en California, se vio turbada con la llegada de una misteriosa mujer, una joven elegante que se bajó de un carromato en el centro de la ciudad. Las noticias de su llegada se propagaron rápido. Al momento había hombres y mujeres fascinados por esta “guapa, nuevo rostro, mujer de ojos negros y estilosa, que rondaba aparentemente los 20 años de edad”.

Su refinada belleza y el hecho de que nadie en la ciudad sabía que negocios la traían allí, no hizo más que aumentar la curiosidad. Dos mineros la ayudaron a llevar sus bolsas al Fepp’s Hotel y en ese momento pudieron escuchar el nombre de la nueva huésped, “Eleanora Dumont”, mientras ésta se registraba. El nombre y el acento franceses no hicieron más que avivar los rumores.

En los días siguientes la nueva residente de Nevada City se paseó por la calle principal, la recorría de arriba abajo. Lo que provocó rumores negativos en torno a ella. Una semana después uno de sus misterios lo sacó a la luz ella misma. El periódico de la población publicó un anuncio en el que comunicaba la apertura del mejor emporio de juego y apuestas del Norte de California, que se llamaría Vingt-et-Un, el nombre del antecesor francés del blackjack.

El local que abrió era uno lujoso que atrajo gran cantidad de público y al que ella solo permitía que entrarán personas de cierto nivel económico. En vez de servir whiskey, daba champagne; y prohibió fumar, discutir y otros malos modales. Esta estrategia le funcionó perfectamente porque le permitió vivir bien y reunir dinero hasta que la “fiebre del oro” terminó, momento en el que decidió vender su establecimiento.

Hay muchas preguntas que dejó su historia, porque además de ser una gran jugadora, como una mujer podía reunir el dinero suficiente para abrir su propio local estando en la veintena de edad. Algunas incógnitas se han resuelto con el paso del tiempo. Simone Jules, que ese era su verdadero nombre, trabajó desde los 19 años en las mesas del Bella Union, de San Francisco, donde aprendió mucho sobre los juegos de cartas y ahorró el dinero que luego uso.