Martes, 8 de marzo de 2016

Todo son problemas para Frank Underwood

Guardar en Mis Noticias. Enviar por email

La slot de House of Cards ha sido demandada por una compañía de Massachusetts.

[Img #2768]Hace menos de una semana se estrenó la cuarta temporada de una de las series más populares de la actualidad, House of Cards. Y parece que Frank Underwood, protagonista de la ficción, va a tener muchos problemas en los nuevos capítulos como ya adelantaba el “teaser trailer” que promocionaba su estreno. Pero los problemas han traspasado la pantalla y ahora una compañía de Massachusetts ha demandado a los productores de la serie de televisión por la tragaperras temática que estrenaron este año.

De acuerdo a la información publicada por la página web TMZ, una compañía llamada D2 ha denunciado a Media Rights Capital, la productora de Netflix. Los documentos legales aparentemente prueba que D2 tenía los derechos de la marca “House of Cards” en cualquier producto referido al “gaming”, es decir, a juegos. La frase fue registrada por la compañía en 2009 para un show de radio que tenía dicho nombre.

También tienen los derechos de “House of Cards” para hacer materiales como sombreros, camisetas o pegatinas (stickers) mucho antes de que la ficción televisiva de Netflix se estrenara en 2013. D2 quiere que las slots de House of Cards dejen de funcionar y también busca que se le reconozcan los daños ocasionados por el uso de una marca que ellos dicen que poseen.

En 2015 Media Rights Capital se alió con la gran compañía del mundo del juego IGT para producir dos tragaperras basadas en House of Cards: “House of Cards Power and Money” y “House of Cards Welcome to Washington”. D2 afirma que ellos nunca dieron permiso para usar la marca y ahora que las máquinas tragamonedas son un éxito han hecho su reclamación.

Desde el siguiente enlace podrás disfrutar de otras slots basadas en personajes muy famosos y de todo tipo de temáticas: