Jueves, 21 de septiembre de 2017
Última actualización: Miércoles, 3 de agosto de 2016 14:03
Miércoles, 24 de febrero de 2016

Apuestas a la ruleta al estilo Labouchere

Guardar en Mis Noticias. Enviar por email

Ya hemos comentado en otras ocasiones algunas técnicas, con nombre y apellidos, que acompañan al juego de la Ruleta, hoy te traemos el ‘Sistema Labouchere’.

[Img #2759]MartingalaAndrucci… estas son algunas estrategias que ya conoces y que en su día te comentamos, hoy tratamos una nueva, aunque si algo caracteriza a este juego es su el azar es el que lo gobierna, con lo que estos modos de juego no se fundamentan en modelos matemáticos. 

Pero para los más atrevidos aquí te presentamos a Henry Du Pre Labouchere, personaje del siglo XIX del cual toma el nombre esta técnica para jugar a la ruleta. Conocida coloquialmente como sistema ‘Labby’, es una de las estrategias más populares y usadas en este mundillo. 

La idea principal se centra en las apuestas progresivas, y a partir de ahí, ir recuperando las cantidades que pierdes o sumando hasta llegar al tope que te pusiste al inicio. No se trata en recuperar de una tirada todo lo apostado, o perdido, sino en ir paso a paso con ganancias múltiples pero, ¿cómo funciona?

La dinámica es simple. Lo principal es el tipo de apuestas que se van a realizar, que serán sencillas, del tipo par/impar, rojo/negro y 1-18/19-36, garantizando una probabilidad cercana al 50%, a no ser que la bola caiga en el 0 ó 00. Sin embargo, antes de apostar es necesario que el jugador escriba una secuencia de números en la que se basarán las apuestas, por ejemplo, algo como 1, 2, 3, 4.

La apuesta irá pareja a esta serie de cifras, de modo que cada vez que el jugador apueste, ésta debe ser igual a la suma del primer número y el último de la secuencia, en nuestro caso 1+4=5. Si en esta jugada se gana, entonces se eliminan este primer y último número, acortando la serie, siendo la siguiente partida igual a  la suma de los siguientes primer y último número, y así sucesivamente.

En caso contrario, y que el jugador pierda, la apuesta perdedora se añade al final de la secuencia: 1, 2, 3, 4, 5, 6; y seguiría el juego. Se trata de una progresión negativa, que lo que intenta es cubrir pérdidas anteriores. 


William Hill ES Español