Lunes, 22 de febrero de 2016

Los hermanos Blanc y el origen del cero en la ruleta

Guardar en Mis Noticias. Enviar por email

La ruleta dio un giro con la incorporación del cero en su cilindro. Los protagonistas: Los hermanos Blanc. Te contamos más de ellos y de algunos mitos que giran en torno a esta revolución.

[Img #2757]François Blanc, y su gemelo Louis, nacen a comienzos del siglo XIX en una localidad del sur de Francia y fueron los precursores de lo que conocemos ahora como la tradicional ruleta de casino. 

Estos hermanos quisieron sacar tirón de uno de los juegos más de moda del momento, de la ruleta, y crean en su país su propia casa de juegos, hasta que se la obligan a cerrar por diferentes presiones del momento. Es ahí cuando deciden exilarse al Ducado de Luxemburgo, en Homburg, bajo control alemán, donde se dedican al 100% a los juegos de azar.

Los Blanc lo tenían claro y por ello continuaron con su idea, y en 1843 abren el casino Kursaal en Bad Homburg que trajo una novedad en los juegos de ruleta; la inclusión de la casilla del cero. Una versión moderna de lo que se conocía hasta ahora como la ruleta que a finales de siglo se transformó en EEUU con la aparición de la versión americana de la rueda de ruleta con los dos sectores 0 y 00.

François Blanc, ya en solitario tras la muerte de su hermano, tuvo que volver a su Francia natal tras las normas prohibitivas alemanas y decidió asentarse esta vez en Mónaco. Aquí, con su ruleta de un cero fue el creador de uno de los casinos referencia hoy en día, el casino de Monte Carlo, en 1863, siendo el principal destino de casino antes de la 1º Guerra Mundial. Este juego se convirtió en el más popular y más rentable para el propio casino tras añadir este número 0.

Y para los más esotéricos, existen mitos alrededor de este personaje. La leyenda que envuelve a François Blanc dice que vendió su alma al diablo, ante semejante éxito en el sector del juego, y que por eso la suma de los números integrantes de la ruleta suma 666.


William Hill ES Español